Farmacia Hospital

Como pacientes, ¿podemos tener un rol activo en la Farmacovigilancia?

¿Qué es la Farmacovigilancia?
La Organización Mundial de la Salud define la “fármaco-vigilancia” como la ciencia y las actividades relativas a la detección, evaluación, comprensión y prevención de los efectos adversos de los medicamentos o cualquier otro problema relacionado con ellos. Todo medicamento puede producir algún efecto adverso no deseado, que se denomina “reacción adversa a medicamentos” (RAM).

¿Qué es la reacción adversa a medicamentos?

Una RAM se define como “cualquier respuesta a un fármaco que es nociva, no intencionada y que se produce a dosis habituales para profilaxis, diagnóstico o tratamiento”. Por tanto, las RAM son efectos no deseados de un medicamento, que pueden producirse durante su uso adecuado.

Las RAM se clasifican como tipo “A” cuando tienen relación directa con las propiedades del fármaco (por ejemplo: hipoglucemia inducida por un antidiabético) y como tipo “B” cuando no están relacionadas con el efecto farmacológico conocido del fármaco (por ejemplo: reacción alérgica a penicilinas).

¿Cómo se recogen las sospechas de reacción adversa a medicamentos?

En España existe un sistema de farmacovigilancia, denominado “Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano”, que tiene como objetivo principal reunir los casos de sospecha de RAM, que identifican los profesionales sanitarios o los ciudadanos. Los ciudadanos pueden comunicar sospechas de RAM a través de un formulario electrónico en Internet, siempre como vía complementaria a la comunicación del paciente a los profesionales sanitarios.

¿Cómo actuar ante una sospecha de reacción adversa a medicamentos?

Ante un síntoma sospechoso de RAM, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios insiste en la importancia de informar al médico, farmacéutico u otro profesional sanitario. También informa de la posibilidad de notificarlo, siempre de forma complementaria, a través de su formulario electrónico.

Por otra parte, desde #PAZientes ofrecemos acceso a las fichas informativas de los medicamentos de uso hospitalario dispensados desde “Pacientes Externos”, con contenido sobre posibles efectos adversos conocidos. Tu farmacéutico de hospital puede asesorarte sobre su manejo en caso de que se produjeran, aunque no significa que vayan a aparecer. De hecho, la mayoría de los pacientes no experimentan ninguna RAM. Siempre el beneficio esperado de un medicamento supera sus riesgos potenciales.

En resumen…

Enlaces de interés:

Fuentes: Organización Mundial de la Salud y Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.